Firma libros: «El anochecer más bonito del mundo» con Elisa Toledo – Feria del libro 2022

El jueves 29 de septiembre a las 18:30 h., en el stand de Librería Serendipia de la Feria del Libro, Elisa Toledo firmará «El anochecer más bonito del mundo»

Misterio, amor, fantasía, todo mezclado, todo unido como la música y la poesía.
En el mirador de San Nicolás, el barrio del Albaicín, la Alhambra, el rio Darro, el puente de Las Chirimías, La Casita de Muñecas (hotel situado bajo los pies de la increíble fortaleza Andalusí), Leila y Carlos dos jóvenes granadinos pasan los momentos más importantes de sus vidas. A Leila le diagnostican esclerosis múltiple una enfermedad degenerativa la cual afronta con optimismo refugiándose en su pasión: escribir poesía, pintar y Carlos.
Cada uno de nuestros actos es una respuesta de un acto anterior, causa efecto, todo está conectado como las almas de Leila y Carlos.
El hallazgo de una joya antigua en la Casita de Muñecas la cual su historia guarda similitud con la de Leila y Carlos hace que cambien sus vidas.

AUTORA

Nací el 10/09/1971 en un pueblo del Campo de Calatrava.

Desde siempre me gustó crear, pintar cuadros y todo tipo de manualidades.

Mi mente es inquieta, impulsiva y demasiado activa, por lo que necesito estar ocupada haciendo lo que realmente me gusta. No recuerdo cuándo empecé a escribir y lo hacía en los cuadernos usados de mis hijos.

Empecé a publicarlos en la red social, teniendo muchos seguidores.

Casi nadie de mi familia o conocidos había leído mis poemas, puesto que me daba vergüenza.

Un día, en un homenaje al gran poeta Miguel Hernández, me decidí a presentarme ante Félix Pillet, catedrático y buen poeta, me dio fuerza y me animó a presentarme a un certamen. A partir de ese momento comenzó mi liberación para mostrar mis poemas al mundo sin sentir timidez, con orgullo.

Autodidacta, me inspiro en lo que me refleja la vida, miradas que me dictan poemas, etc.

Al principio comencé a escribir a mi marido, padres, hijos, hermanos, pero eso se me quedaba demasiado pequeño.

Mis lectores comenzaron a pedirme poemas tales como: depresión, amor, desamor, violencia de género, desahucio, emigración, mujeres que querían mandarle a su marido declaraciones de amor que en esos momentos estaban en la cárcel, acoso infantil, sentimientos cuando muere un hijo o por su contra sentimientos de una hija cuando muere un padre. Enfermedad, superación, a un vagabundo, a unas vidrieras de la catedral, una mantilla de bolillos, una pareja de homosexuales, a una madre adoptiva, etc. A cualquier sentimiento que cruzase por mi cabeza, pero sobre todo al amor, en sus cientos de formas como se manifiesta

A %d blogueros les gusta esto: